Buscar

LaAntiguaFrontera

¿’Ciudades del Cambio’ o centros del neoliberalismo global?: La impotencia de la nueva izquierda y el ascenso de la nueva derecha | Periódico Diagonal

“La lista de “Ciudades del Cambio” (para el Estado Español) o de ciudades “progresistas” (a nivel mundial) concurre de manera clara con la de algunos de los principales centros de poder global y regional: Barcelona, Madrid, Paris, Berlín, Londres, Roma, Vancouver, Seattle, Montevideo o Sao Paulo entre muchas escenifican una compleja paradoja: Los principales espacios de poder conquistados por la Nueva Izquierda del Norte Global se solapan con los nodos vitales del capitalismo del siglo XXI, sin que se den fricciones significativas, sin que se hayan presentado grandes cuestiones de antagonismo o de conflicto, ni campañas mediáticas excesivamente virulentas (como las que si hemos podido ver en escenarios electorales nacionales o de referendums). Podemos decir que allá donde la Nueva Izquierda, o la Izquierda actualizada gobierna, se da un régimen de coexistencia con el capitalismo global.

Cabe sin duda preguntarse acerca de una espinosa cuestión, ¿cómo puede darse una coexistencia tan palpable entre capital y cambio? Para ello es preciso atender a la naturaleza del poder que gobierna las metrópolis.  Las ciudades globales “del cambio” tienen dos dimensiones de poder y de gobierno claramente diferenciadas: La primera dimensión las posiciona como centros de poder local, basado en elementos materiales como son el hecho de contar con un gran volumen de población, disponer de importantes recursos para su gestión y administración, ser centros productivos materiales e inmateriales de primer orden, ser sede de instituciones públicas y privadas. Es sobre esta dimensión sobre la que gobierna la “izquierda del cambio”. Pero es la otra dimensión, la que posiciona a estas urbes dentro del plano de las “Ciudades Globales”. La ciudad global no solo tiene una importante base material, es una potencia económica per se que fundamenta su poder no en el territorio sobre el que se extiende, si no en la influencia que ejerce en las redes de poder global ya sean financieras, tecnológicas, sociales, culturales. La Ciudad Global no es un municipio gobernando por un cuerpo representativo, es un holding, un conglomerado de empresas que mantiene la denominación de “Barcelona” o “Madrid” como eslogan. En este sentido la Ciudad Global es una marca, una Sociedad Limitada de dimensiones transnacionales.

La Nueva Izquierda gobierna sobre la primera dimensión, la que por así decirlo, representa el carácter estético de la economía de la ciudad. Pero permanece absolutamente alejada de la estructura económica de la misma.

La primera parte de la paradoja ha quedado ya expuesta: La Izquierda gobierna en las ciudades del cambio pero solo hasta el punto de distribuir los recursos locales esenciales para su reproducción cotidiana. Para cualquier proyección futura, para cualquier alteración de su tejido productivo, para cualquier reposicionamiento de la estructura económica el gobierno de la Izquierda del Cambio es impotente. Podemos decir que la democracia en las ciudades globales ya sea Mexico D.F. o San Francisco, ha quedado destituido por un poder constituyente global que tiene su propia agenda política y económica.

La segunda parte de la paradoja nos ofrece un mas aún, contradictorio escenario. Si bien la Nueva Izquierda gobierna sobre la administración de recursos de las principales ciudades de los centros del poder global la periferia de estos territorios queda de manera patente y clara entregada a la derecha tradicional. Es la derecha quien inequívocamente es reiteradamente elegida en aquellas poblaciones donde la base material de la economía es agraria. Incluso los mas importantes nodos industriales están comenzando a votar masivamente a la derecha o a la Derecha Alternativa (Alt-Right). La distancia entre discurso y realidad, incluso entre autopercepción de la Izquierda resulta sorprendente: La Izquierda se imagina como critica de la economía especulativa, defensora de los sectores productivos materiales, representante de aquellos que no son beneficiados por el proyecto de la globalización, sin embargo, sus bases no desenvuelven entre monos azules, ni instrumentos agrarios. Sus bases no están donde estuvieron por mas de doscientos años. Sin carecer totalmente de lo anterior, las bases de la Nueva Izquierda viven en, para y desde la economía global basada en el sector servicios (una amplia amalgama que va desde la hostelería al diseño informático mas cercano a la producción industrial inmaterial). Un modelo basado en la interdependencia entre las economías de los países, mas aún, de los centros de los mismos. Una economía que se cimenta sobre la desprotección de amplios sectores productivos y que depende de las máximas del liberalismo mas clásico: Libre circulación de personas, mercancías y capitales. La Nueva Izquierda vive del relato de la lucha obrera, pero camina sobre los hombros de los flujos globales del capitalismo.

Si uno mira el mapa de resultados electorales de EEUU y lo compara con el de España, pero también con el de Italia, Francia, Alemania, México, incluso Brasil o Argentina se va a encontrar con muchos paralelismos de los cuales podemos extraer algunas conclusiones:

1-La Nueva Izquierda, en su renuncia al discurso de lo real ha abandonado las luchas rurales, agrarias, campesinas y las vinculadas a los sectores productivos primarios.

2-En ese sentido en todos esos territorios mencionados, la ruptura entre el campo ciudad, entre las zonas de tejido industrial y las de provisión de servicios es evidente. El voto, llamemosle nacional populista, o nacionalista de derechas esta calando en las periferias de los centros económicos regionales o subregionales. La progresistas capitales de Brasil con grandes bolsas de apoyos al P.T. están rodeadas como Madrid, Berlín, Londres o Mexico D.F. por el mundo real, es decir, por aquellos que viven de, por y para la producción y a los que la globalización expulsa.

3-Es imprescindible para la izquierda articular un discurso que se estructure conforme a los territorios, conforme a los países y no conforme al puñado de capitales neoliberales y postmodernas. No es progresista el eje San Francisco, Berlín, París, Madrid, Londres, no lo es por mas que sus lideres electos lo sean. Son los centros de control de los flujos de la postmodernidad. Hay que mirar a las periferias globales, al sur que entraña todo norte.

4-Esto quiere decir que es preciso abandonar también toda mirada culturalista, postidentitaria, cosmopolita y transmoderna, esa que se siente cómoda viviendo de los departamentos universitarios y las políticas progresistas de los centros de poder global pero que es incapaz de incidir en las estructuras económicas globales, que son las que determinan las vidas de las personas.

5-Retornar a la política es retornar a la mirada estratégica que situá el centro del análisis en el mapa, el territorio, la población, los estados, la producción y las relaciones de jerarquización. ¿Queréis comprender el resultado electoral de Estados Unidos y el que previsiblemente suceda en Francia? Mirar el mapa no por estados, si no por counties, comprobareis que la inmensa mayoría del territorio articulado ha votado republicano. Mirad el resultado electoral por municipios en España, donde el Partido Popular, o el Partido Socialista en su versión mas conservadora, gobiernan sobre la vastedad de territorios que van de las aldeas gallegas a la estepa manchega.

 

La Nueva Derecha esta ocupando a pasos agigantados el espacio social de las masas, dejado en la orfandad por una Izquierda volcada en la micropolítica. Es la Nueva Derecha la que protagoniza las discusiones mas importantes sobre Economía Global y Regional. No ha sido la Izquierda la que ha liderado una lucha contra la estructura extractivista y colonial de la Unión Europea, si no un oscuro partido independentista británico de corte identitario el UKIP. No ha sido la Izquierda la que ha puesto en tela de juicio los tratados de libre comercio entre Europa y Estados Unidos (mas bien los ha impulsado tanto el Partido Demócrata en EEUU como el Partido Socialista Europeo en la Eurocámara), ha sido, digámoslo claro, el populismo de derechas planteado por Donald Trump. Es la Nueva Derecha la única que cuestiona la estructura militar de la OTAN, y la geopolítica actual. Es bien dudoso que sus intereses sean beneficiar a las masas, pero lo cierto es que ellos se dirigen a ellas, todo esto mientras la Izquierda da ya por sentada, como hizo Syriza, el fin de la historia.

Que la Nueva Izquierda sea la gestora, la administradora y capataz de las capitales globales de la economía, podría ser una señal de triunfo si no perdiese en el resto de territorios. En el contexto de progresiva y sorprendente derrota tras derrota electoral, contar con las principales alcaldías del Norte Global resulta en una patética representación de nuestra impotencia. Contamos eso si con la mejor escenificación posible de la mano del Centro de Arte Reina Sofía y del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Contamos con las instituciones culturales de vanguardia, con la retórica, con el discurso, incluso contamos con una casi innegable potestad para determinar lo que es moral de lo que es inmoral, lo correcto de lo incorrecto. Contamos con las Ciudades del Cambio. Lastimosamente carecemos de lo mas importante: de lo real.”

Source: ¿’Ciudades del Cambio’ o centros del neoliberalismo global?: La impotencia de la nueva izquierda y el ascenso de la nueva derecha | Periódico Diagonal

Google’s DeepMind AI gives robots the ability to dream – ExtremeTech

“Following in the wake of recent neuroscientific discoveries revealing the importance of dreams for memory consolidation, Google’s AI company DeepMind is pioneering a new technology which allows robots to dream in order to improve their rate of learning.  Not surprisingly given the company behind the project, the substance of these AI dreams consists primarily of scenes from Atari Video games. DeepMind’s earliest success involved teaching AI to play ancient videos games like Breakout and Asteroids.  But the end game here is for robots to dream about much the same things humans do – challenging real world situations that play important roles in learning and memory formation.

To understand the importance of dreaming for robots, it’s useful to understand how dreams function in mammalian minds such as our own (assuming the ET readership doesn’t include any aliens eavesdropping on the tech journalism scene). One of the primary discoveries scientists made when seeking to understand the role of dreams from a neuroscientific perspective was that the content of dreams is  primarily negative or threatening.  Try keeping a dream journal for a month and you will likely find your dreams consist inordinately of threatening or awkward situations. It turns out the age old nightmare of turning up to school naked is the rule rather than the exception when it comes to dreams. Such inordinate negative content makes little sense until viewed through the lens of neuroscience. One of the leading theories from this fields posits that dreams strengthen the neuronal traces of recent events. It could be that negative or threatening feelings encountered in the dream help to lodge memories deeper into the brain, thereby enhancing memory formation.  DeepMind is using dreams in a parallel fashion, accelerating the rate at which an AI learns by focusing on the negative or challenging content of a situation within a game.

So what might a challenging situation look like for a robot? At the moment  the world’s most sophisticated AI’s are just cutting their teeth on more sophisticated video games like Starcraft II and Labyrinth, so a threatening situation might consist of a particularly challenging Boss opponent, or a tricky section of a maze. Rather than pointlessly rehearsing entire sections of the game that have little bearing on the player’s overall score, “dreams” allow the AI to highlight certain sections of the game that are especially challenging and repeat them ad nauseam until expertise is achieved.  Using this technique, the researchers at DeepMind were able to achieve an impressive 10x speed increase in the rate of learning.

robodreams

A snapshot of the method published by the DeepMind researchers to enable AI “dreams”. Image courtesy of Deepmind.

You might ask why AI  “dreams” are necessary given that robots can already dominate humans in most games such as Chess and Go. To grasp this, it is necessary to differentiate between AIs that use  supervised vs. unsupervised learning.  Most of the impressive feats so far attained by AI have been made using supervised learning, in which organized “training data” is supplied by the programmers and the AI learns to detect patterns within the data. This is a fairly straightforward approach to teaching machines but decidedly not how humans learn. We use an approach more akin to what programmers call unsupervised learning in which the agent experiments on their own to determine how different courses of action affect their goals. This type of learning if far more time consuming than supervised learning because it involves experimentation. The folks at DeepMind are primarily concerned with unsupervised learning because it holds the best hope for creating AI with human-like general intelligence. So while it remains uncertain whether androids will one day dream of electric sheep, given the social role that we continue to envision for robots, it does seem increasingly likely that AIs could soon dream of socially awkward situations like showing up to school naked.  Now exactly what a naked robot might look like is open to speculation, though Matt McMullen and his teammates at RealDolls seems to have a few vivid ideas of thier own.”

Source: Google’s DeepMind AI gives robots the ability to dream – ExtremeTech

Newly evolved bacteria can bond silicon to carbon with ease – Business Insider

“Scientists have coaxed life to do something it has never done before: bond silicon to carbon.

You’re probably already familiar with a few products products that use carbon-silicon, or organosilicon: glues, caulks, and pesticides, to name a few.

But the new biological trick, which was forcefully evolved in bacteria, is safer and 15 times more efficient than synthetic, industrial chemistry at making organosilicons that are useful to industry and research.

This new bioengineering by Caltech researchers, described in the journal Science, may not improve the prospects of silicon-based alien life — contrary to a colorful illustration sent to members of the press (shown here) — but it could enable biologists to ask sci-fi-level questions.

“Why does life look the way it does? We can start asking, for the first time, what happens if you put silicon in place of carbon in living systems,” Frances Arnold, a Caltech bioengineer and biochemist who co-authored the study, in a video about the work.

More immediately, the process could also revolutionize a whole class of chemistry that’s useful in electronics, medicine, and other fields.

Silicon and carbon are remarkably similar — to a point

silicon carbide shutterstock_381335113Silicon carbide crystals. Shutterstock

Silicon atoms outnumber carbon atoms in the Earth’s crust more than 1,000-fold, yet the two elements are remarkably alike, chemically speaking. In fact, they’re stacked right atop one another on the Periodic Table.

Yet life as we know it is organic, or based on carbon — from DNA to proteins to how it stores and uses energy. So why are we carbon-based and not silicon-based?

Chemist Raymond Dessy, in a 2010 Scientific American article titled “Could silicon be the basis for alien life forms, just as carbon is on Earth?“, explored this question in detail. First, he explained how similar silicon and carbon are: They have the same number of electrons (four) available for bonding. They bond easily with oxygen. And they can link up to form polymers, or long chains of molecules, with oxygen — a foundation to making DNA and other genetic material.

But the similarities essentially end there.

When silicon is burned, it forms solids like silicon dioxide, better known as silica or quartz. Meanwhile, burning carbon compounds produces gases like carbon dioxide.

So silicon, at least in the environment of Earth, “would pose disposal problems for a living system,” Dessy said, since waste products couldn’t dissolve or float away. They’d instead stick around and accumulate.

Silicon-silicon bonds are also twice as weak as carbon-carbon bonds, which causes all sorts of problems as they are linked up (compared to carbon). And there’s a more complex aspect here related to chirality or “handedness” of molecules. Silicon generally doesn’t form unique versions of the same molecule, but carbon often does — and that chemical diversity gives life a lot of room to play.

“The complex dance of life requires interlocking chains of reactions. And these reactions can only take place within a narrow range of temperatures and pH levels,” Dessy wrote. “Given such constraints, carbon can and silicon can’t.”

Still, we don’t know this for sure. There might be some environments where silicon-based life might exist.

Organosilicons could help researches probe the details of why life is carbon-based, and perhaps if there may be a chance for a Star Trek-like “horta” creatures out there in the universe.

“It’s very hard to explore that, chemically, unless you have organisms that can make these bonds,” Arnold said in a video. “[But] we’re not actually trying to find life in rocks, we’re more trying to put rocks in life.”

And doing so, Arnold said, could “promote new chemical reactions” that could help people on Earth.

Speeding up evolution and chemistry for industry

Lately, scientists have found organosilicons a key material in developing new medicine, since — as close-but-not-quite cousins to carbon — they mimic yet don’t replace the stuff in our bodies, possibly aiding drug potency, release, and inhibition, as well as medical imaging technologies.

However: “No living organism is known to put silicon-carbon bonds together, even though silicon is so abundant, all around us, in rocks and all over the beach,” Jennifer Kan, a researcher in Arnold’s lab and the study’s lead author, said in a Caltech press release.

As a result, we rely on synthetic chemistry to make organosilicons. And it’s expensive, requiring rare or precious elements like rhodium, iridium, and copper — atoms that can catalyze, or speed up, a chemical reaction. Unfortunately, those reactions also require dangerous halogenated solvents (which form toxic gases when exposed to air).

So Arnold, Kan, and their colleagues found a way to hack nature to get the job done more cheaply and safely, using a relatively new process called directed evolution.

Directed evolution takes fast-growing bacteria (like Escherichia coli), mixes them with huge libraries of mutated genes (which might lend the bacteria new abilities), and shocks the mixture (to trick the bacteria into randomly incorporating the mutated genes). It then screens the billions of bacteria for the handful that do what researchers desire.

Altogether, it can take mere days to evolve microorganisms to do one’s bidding.

Kan’s team started with a bacteria called Rhodothermus marinus: an organism which lives in Icelandic thermal springs. The microbe has a well-studied, iron-based protein called “cytochrome c” which, the team discovered, could form carbon-silicon bonds.

After a bit of time in their evolutionary torture chamber, a strain emerged that could make organosilicon compounds 12 times more efficiently than ordinary cytochrome c. But they kept evolving the bacteria, focusing on the mutated bits of DNA that seemed to make a difference.

Ultimately they created a new bacteria species — and a new, triply-evolved version of cytochrome c — that could forge organosilicons 15 times more efficiently than “the best synthetic catalysts for this class of reaction,” they wrote in the study. It also worked to build 20 different organosilicons, using different starting chemicals.

Since R. marinus is tough to grow (it requires scorching temperatures), they migrated their genetic masterpiece into E. coli, which is commonly grown in the lab. And it worked nearly as well.

“This iron-based, genetically encoded catalyst is nontoxic, cheaper, and easier to modify compared to other catalysts used in chemical synthesis,” Kan said in the release. “The new reaction can also be done at room temperature and in water.”

Hendrik Klare and Martin Oestreich, two chemists at Technische Universität Berlin who weren’t involved in the study, wrote in a Science commentary that the study “closes a crucial gap between biological” and synthetic chemistry.

“The impact is unforeseeable, but it seems that we are a big step closer to potentially facilitating industrially relevant reactions,” they wrote.

As for making possible blobby, silicon-based beasts that congregate around hot springs? Perhaps those are better left to Star Trek, and the imagination.”

Source: Newly evolved bacteria can bond silicon to carbon with ease – Business Insider

PLOS ONE: On the Viability of Conspiratorial Beliefs

“Conspiratorial ideation is the tendency of individuals to believe that events and power relations are secretly manipulated by certain clandestine groups and organisations. Many of these ostensibly explanatory conjectures are non-falsifiable, lacking in evidence or demonstrably false, yet public acceptance remains high. Efforts to convince the general public of the validity of medical and scientific findings can be hampered by such narratives, which can create the impression of doubt or disagreement in areas where the science is well established. Conversely, historical examples of exposed conspiracies do exist and it may be difficult for people to differentiate between reasonable and dubious assertions. In this work, we establish a simple mathematical model for conspiracies involving multiple actors with time, which yields failure probability for any given conspiracy. Parameters for the model are estimated from literature examples of known scandals, and the factors influencing conspiracy success and failure are explored. The model is also used to estimate the likelihood of claims from some commonly-held conspiratorial beliefs; these are namely that the moon-landings were faked, climate-change is a hoax, vaccination is dangerous and that a cure for cancer is being suppressed by vested interests. Simulations of these claims predict that intrinsic failure would be imminent even with the most generous estimates for the secret-keeping ability of active participants—the results of this model suggest that large conspiracies (≥1000 agents) quickly become untenable and prone to failure. The theory presented here might be useful in counteracting the potentially deleterious consequences of bogus and anti-science narratives, and examining the hypothetical conditions under which sustainable conspiracy might be possible.”

Source: PLOS ONE: On the Viability of Conspiratorial Beliefs

El Sí gana el ‘plebiscito’ del Senado | Semana.com

“Mes y medio después del plebiscito, el que mandó al limbo la paz con las FARC, el Senado refrendó el nuevo acuerdo firmado por el gobierno y la guerrilla. Como era de esperarse, la coalición por la paz impuso sus mayorías. 75 senadores le dijeron Sí al acuerdo. Este miércoles la Cámara de Representantes deberá hacer lo propio. Al interior del capitolio, la paz empezó a ser refrendada.

El pasado 2 de octubre el pueblo colombiano fue convocado para refrendar el primer acuerdo de paz con las FARC. A las 8:00 de la mañana se dio apertura a las urnas, en medio de un fuerte chaparrón en muchos lugares del país. Hasta cuatro departamentos de la Costa estaban amenazados por el paso del huracán Matthew. La jornada se extendió hasta las 4:00 de la tarde, ocho horas tuvieron los casi 35 millones de ciudadanos habilitados para votar de pronunciarse. Lo hicieron. El 51% de los que fueron a las urnas, rechazaron el acuerdo.

El gobierno tuvo que sentarse a dialogar con el senador Álvaro Uribe y los demás vencedores del plebiscito. El propósito, un nuevo acuerdo de paz. Según los negociadores del gobierno se acogieron las observaciones del No, y se allí salió un nuevo documento, el que fue firmado por el presidente Juan Manuel Santos y Timoleón Jiménez, jefe de las FARC.

Para que todo lo pactado pasara del papel a la realidad, el contenido de los acuerdos debe implementarse: se deben expedir reformas constitucionales y leyes para que tengan efectos jurídicos, como dicen los expertos. Para ello, el nuevo acuerdo debe ser refrendado popularmente. Si en el primer acuerdo el presidente Santos dijo que el pueblo colombiano tendría la última palabra, para el segundo ha mantenido el compromiso, pero que ese pronunciamiento se haga a través de los representantes del pueblo, los congresistas elegidos en el 2014, con la promesa de que integrarían el “Congreso de la paz”.

Este 29 de noviembre, 58 días después de aquella jornada electoral, el Senado pareció vestirse de plebiscito. Por lo menos, el debate para el que fueron citados desde las 9:00 de la mañana debía culminar con una elección: Sí o No al nuevo acuerdo de paz, la misma decisión de aquel 2 de octubre.

Treinta minutos después de la hora señalada se dio apertura al registro. Y casi 45 minutos después comenzó el debate cuando el senador Mauricio Lizcano, presidente del Senado, fijó las reglas de juego, se comprometió a darle la palabra a todos los senadores que se inscribieran, y dio paso a Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo, los funcionarios citados, para que explicaran el contenido del nuevo acuerdo de paz con las FARC. En esa tarea, los dos, se extendieron 85 minutos, casi lo que dura un partido de fútbol.

Consulte: El fast track no es un capricho: De la Calle

Al medio día, y cuando se completaban cuatro horas de debate, los nubarrones que se posaban en el Congreso eran los que advertían que la refrendación en el Congreso podría carecer de efectos. En la víspera se conoció una ponencia de María Victoria Calle, magistrada de la Corte Constitucional, que ataba la implementación de los acuerdos con el mecanismo legislativo especial, o fast track, a la refrendación popular. Se interpretó que esa propuesta significaba que el nuevo acuerdo de paz tendría que someterse a un nuevo plebiscito. Como se trataba de una ponencia, el Senado siguió adelante con la refrendación.

El primer round

Hasta las 3:20 de la tarde, seis voceros del No y otros seis del Sí tuvieron cinco minutos para ‘pedir el voto’ de los senadores. Yolanda Pinto, viuda del gobernador Guillermo Gaviria, asesinado en cautiverio por las FARC, fue una de las que intervino por el Sí. Antes del plebiscito, y en su condición de víctima, había retado al expresidente Álvaro Uribe a dar un debate.

Este martes lo tuvo en frente, como senador, y le dijo que la operación de rescate de su esposo había sido improvisada y chambona. Fue el primer momento de tensión de la jornada. Uribe respondió manteniendo la compostura. Los ánimos estaban calmados, hasta ese momento.

La despachada de Claudia López

No es la primera vez que el Senado se convertía en una auténtica caldera con el proceso de paz. El ministro Juan Fernando Cristo, en una de sus intervenciones, así lo recordó. “Nunca un acuerdo de paz había sido objeto de tanta discusión, tanto ataque, tanta controversia desde que empezó. A este proceso no le han dado tregua, otros sí tuvieron espacio para avanzar”.

Y fue, precisamente cuando llegó el turno de los congresistas cuando se encendió el recinto del Senado. Claudia López fue la vocera del partido Alianza Verde, y en su intervención fue directo contra el senador Uribe. Una auténtica despachada.

“Es muy mezquino apoyar la paz cuando conviene electoralmente, y rechazarla con los mismos argumentos y decisiones cuando ya no conviene electoralmente. Quisiera mostrarle un par de videos que ejemplifican es mezquindad. Esa incapacidad de tener posiciones por convicción y no por conveniencia”, comenzó su discurso.

La parlamentaria dio la instrucción y en las pantallas se expuso un video de 2003, en el que entonces presidente Álvaro Uribe, ante la Asamblea General de Naciones Unidas, pedía que se entendiera que “hay momentos que demandan ajustar la ecuación entre justicia y paz, para que está llegue y se consolide. Llevamos con nosotros la propuesta del secretario general Kofi Annan, quien ha propuesto un magnifico balance entre la necesidad de la justicia y la de salvar vidas inocentes”.

En el otro video que exhibió, el expresidente Uribe habla de que la oferta a las guerrillas necesita una legislación más benigna que la que se le ofrece a los paramilitares.

“De manera que ha habido momentos en la historia en los que hacer compatible la justica con la paz, no tener cárcel sino justicia restaurativa, no tener cárcel sino justicia, verdad y reparación se justificaba porque entonces convenía a la elección y reelección de quien la promovía y hoy no, porque lo que le conviene es que haya FARC y haya conflicto. Eso es mezquindad humana y política, indescriptible”

Y por si fuera poco consideró: “No se puede acomodar al bandido que nos gusta, o nos apoya o nos pone votos. Aquí lo que está en juego es la vida de los colombianos, no el bandido que nos guste. Pero además, si fuera por convicción lo que se ofreció entonces debería ser igual de inconveniente a lo que se ofrece hoy”. La senadora López dijo que la ley de alternatividad penal de Uribe “había cero cárcel, excarcelación por delitos atroces, a cambio de verdad, de trabajo social, y de presentarse de vez en cuando a las autoridades”.

Uribe se subió al atril y pidió tener “fuerza mental” para no “enloquecerse”. Dijo que los videos ya habían sido utilizados por el periodista Daniel Coronell “para lucirse” y defendiendo el proceso de paz de su gobierno aseguró que como todos “necesitan de un balance entre paz y justicia, pero en este hay impunidad total”.

Recordó que en su gobierno hubo cárcel para los paramilitares y extradición porque seguían delinquiendo. Y sobre los supuestos beneficios jurídicos y políticos para negociar con las guerrillas reconoció con cierta carga irónica que se trató de un error: “lo acepto como un error mío. No lo cometan ustedes”.

Hablan todos los uribistas

Quizás, aprovechando la temperatura de la plenaria, pasadas las 5:00 p.m. el gobierno vio el ambiente para que la votación de la refrendación se produjera este mismo martes. El senador Lizcano había dicho que el debate podría extenderse el miércoles, el jueves de llegar a ser necesario. Pero a esas alturas la ministra de Vivienda Elsa Noguera, el ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo, el de Agricultura Aurelio Iragorri, el director de Planeación Nacional Simón Gaviria, acompañaron al ministro Cristo y los negociadores para mantener el quorum de la plenaria.

Cristo llegó con un as bajo la manga. Un concepto de la sala de consulta del Consejo de Estado, del pasado 24 de noviembre, en el que se concluye que el Congreso sí tiene la competencia para refrendar los acuerdos.

Puede leer: El Congreso sí puede refrendar el nuevo acuerdo

Lo hizo porque la mayoría de intervenciones de los senadores uribistas coincidían en advertir que el Congreso estaba suplantando la voluntad popular expresada el pasado 2 de octubre, e incluso algunos como Everth Bustamante atemorizo al Senado advirtiendo que de refrendar los acuerdos estaría cometiendo el delito de prevaricato.

A las 7:26 de la tarde llegó el turno para todos los senadores inscritos. Los 17 uribistas que faltaban por hablar aprovecharon para pedir la palabra. A medida que los congresistas intervenían, el gobierno, sus asesores, trataban de atajar a senadores que tenían intenciones de evadirse. En la plaza de Bolívar, desde horas de la mañana, un cordón humano rodeaba al capitolio, con el mensaje simbólico de que nadie saliera hasta refrendar el acuerdo.

La senadora liberal Sofía Gaviria, hija de Guillermo Gaviria, protagonizó la intervención más fuerte y emotiva. Se calentó cuando sobrepasó los cinco minutos y reclamó que la escucharan el tiempo que fuera necesario, y exigió que las FARC respondan por casi 700 secuestrados civiles, y mirando al comisionado Sergio Jaramillo dijo que él sabía que la lista era cierta.

Paradojas

En los recientes 24 meses, entre el acto legislativo para la paz y la ley de plebiscito, por lo menos 16 debates se registraron sobre la paz, eso sin contar los debates en los que fueron citados los negociadores del gobierno para explicar el alcance de los acuerdos alcanzados.

En esos debates, el uribismo fue ampliamente derrotado, casi que aplastado por la bancada de la Unidad Nacional y los partidos que se sumaron a la coalición por la paz. Prácticamente el Centro Democrático fue el único movimiento que se opuso al proceso de paz.

Un año después, los argumentos con los que fueron derrotados los uribistas cambiaron. Cuando se discutió el acto legislativo, denunciaron que al Congreso le habían cercenado sus facultades. Ahora que el Congreso refrendó los acuerdos, aseguraron que no tenían facultades para hacerlo.

Y cuando se aprobó la ley de plebiscito, la demandaron por inconstitucional. Ahora, insisten en que el nuevo acuerdo debía ser sometido al escrutinio del pueblo, en un nuevo plebiscito. Paradojas de la política.

Lo mismo podría aplicársele a la Unidad Nacional, que defendió el plebiscito como mecanismo de refrendación popular, pero ahora insiste en que el camino es por el Congreso. El ministro Cristo fue enfático en señalar que una nueva convocatoria a las urnas generaría mayor polarización.

La votación

La jornada, calificada por Humberto de la Calle como “histórica” se extendió por más de 13 horas. A las 10:45 se declaró la suficiente ilustración, el veterano senador Horacio Serpa se encargó de leer la proposición con la que se concluyó el debate y se sometió el acuerdo a votación. Con solo 51 votos quedaría refrendado, pero el gobierno necesitaba una votación más amplia, para darle mayor legitimidad a la decisión.

Y así fue. El gobierno consiguió atajar a las mayorías, y la votación así lo demostró: 75 votos a favor. El uribismo se salió al momento de la votación. Ausentes, pero no derrotados, quedará consignado en el acta para la Gaceta oficial.

Fue el día en que el Senado se vistió de plebiscito, y a diferencia de los sucedido en las urnas, en el capitolio se dijo Sí a los acuerdos de paz. El 29 de noviembre, la voz del pueblo fue la voz del Senado. Los aplausos de los parlamentarios se prolongaron por casi un minuto. Este miércoles el turno será para la Cámara de Representantes.”

Source: El Sí gana el ‘plebiscito’ del Senado

Si Fidel se equivocó mucho, sus enemigos se equivocaron más

“Fidel Castro ha sido uno de los grandes iconos del siglo XX, símbolo de todas las revoluciones latinoamericanas, africanas y algunas europeas, protagonista de innumerables textos y canciones. Se ha muerto tan despacio que a muchos les ha dado tiempo de acostumbrarse a su ausencia cuando aún estaba vivo, que hasta en el arte de morirse ha demostrado dotes políticas extraordinarias. La política y el teatro han sido su fuerte. Siempre le rodeó una épica revolucionaria, una magia que le ha acompañado toda su vida y seguirá con él en la muerte.

El personaje que encarnó desde los albores de los años 50 sobrevivirá a los aciertos y errores de la revolución. El principal, incumplir dos de las promesas motoras del llamado Manifiesto de Sierra Maestra: regeneración democrática y libertad. En Cuba hay presos políticos, personas que pagan con la cárcel los delitos de opinión.

Es cierto que no existe malnutrición infantil, ni violencia callejera, ni crímenes de todo tipo, ni pobreza extrema. Tampoco existen los feminicidios como en México y Guatemala. Es verdad que las cifras de escolarización son ejemplares y que ocupa el puesto 68 en el índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, dos por delante de Costa Rica, considerada un paraíso por Occidente.

Es cierto que la revolución no lo ha tenido fácil, con un enemigo tan poderoso como constante. EEUU cercenó con el embargo el desarrollo inicial de la revolución. Con el tiempo ha servido paradójicamente de excusa para justificar los errores del sistema. Hace años que la Revolución dejó de carburar. Los esfuerzos transitaron de cambiar el mundo a mantenerse en el poder a cualquier precio y sobrevivir. Fidel siempre fue un dirigente muy hábil. Supo mantener la teatralización revolucionaria, superar el desgaste del ejercicio del poder, cuando apenas quedaba nada de lo soñado. Nunca perdió la temperatura de la calle, conocía muy bien a su gente.

Ha sido un personaje complejo, duro con los enemigos y los tibios, y cautivador con todos. Una figura que irradiaba carisma, encanto. No es fácil escribir sobre él. Se trata de un personaje cercado por estereotipos, odios y loas. Es difícil, casi imposible, llegar a la persona. Muchos lectores demandan militancia, trinchera, nada de grises, nada de contexto, nada de peros.

El líder cubano ha conocido a 12 presidentes estadounidenses: Truman, Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush, Clinton. Bush II y Obama. No ha querido esperar a conocer a Trump. Casi todos fueron enemigos acérrimos.

Cercado por el EEUU de la Guerra Fría, sobrevivió gracias a la ayuda de la URSS y cuando esta se acabó con la de Venezuela de Hugo Chávez, ahora hundida en su propia crisis. Sin más comodines solo le quedaba la apertura controlada a EEUU.

Uno de los legados que deja Fidel es haber acompañado, a veces desde el silencio, el inicio de esta apertura hacia EEUU. Barack Obama ha reconocido “el tremendo impacto” que tuvo Fidel Castro en el mundo y Trump lo ha calificado de “dictador brutal”, una pista de cuál será su política. No parece que el nuevo presidente sea adicto a las sutilezas de la diplomacia. Está preso de una propaganda malversada.

Hace un par de años escribí en eldiario.es un perfil que tuvo muchas críticas y pocos elogios. Se titulaba: Fidel Castro, un genio que nos vendió humo por revolución. En él recomendaba la biografía firmada por Tad Szulc, periodista de norteamericano de origen polaco que trabajó para The New York Times y otros medios. Se titula Fidel: A Critical Portrait (Avon Books). En España la publicó Grijalbo. Recojo algunos párrafos de aquel texto tan polémico.

Szulc conoció a Fidel en 1959 y quedó rendido a su magia. Le costó desprenderse del aquel primer encantamiento porque la realidad de la revolución fue, con el paso de los años, decepcionante. Estaba anquilosada, muy lejos de restaurar la democracia prometida, convertida en una dictadura comunista. Visitó de nuevo Cuba en 1984, conversó con Fidel, tuvo acceso a su entorno y a miles de documentos. Los anticastristas más furibundos le acusaron de blando, de pretender salvar al líder. Su tesis es que Eisenhower no supo leer las posibilidades que le ofrecía la llegada de Fidel Castro al poder y terminó empujándolo en brazos de la URSS.

No fue el único estadounidense en pensar así. Eisenhower se dejó llevar por el esquema de la Guerra Fría, que trasladó a América Latina, empezando por Cuba. El periodista español Enrique Meneses, el primer extranjero en informar de los jóvenes barbudos desde Sierra Maestra, decía que aquel primer Fidel revolucionario era cristiano y que llevaba una cruz al cuello. Años después, Meneses cenó en Cairo con Ernesto Che Guevara. Hablaron de aquellos tiempos. El Che quería poner en marcha una revolución en Congo y Meneses se ganaba la vida como corresponsal de la revista Paris Match en Oriente Próximo. El Che le informó de que Fidel le quería “dar paredón” porque había escrito que había comunistas en Sierra Maestra, algo que les restó apoyos en EEUU. Ahora podrán conversar en paz. Meneses se defendió: “Tu lo eres, y lo es Raúl”. “Ya, pero no nos convenía”, replicó el Che.

Szulc describió la entrada de Fidel en La Habana el 8 de enero de 1959, tras recorrer la isla ganándose la adhesión de cada ciudad y cada pueblo, como “una apoteosis maravillosamente montada”. Ese viaje fue esencial para cimentar su prestigio y su poder. Aunque fue algo casual, hubo un momento prodigioso: una de las palomas blancas que se lanzaron al cielo para festejar el triunfo revolucionario se posó en su hombro, como si un ser superior le señalara como el elegido. Pese a los errores, Fidel ha sido una figura reverenciada por la mayoría de los cubanos del interior. EEUU no hizo nada por ganárselos, solo se empleó a fondo en hacerles la vida más difícil.

Los primeros meses, después del triunfo de los barbudos de Sierra Maestra, como les llamaba la prensa internacional, fueron claves. Fidel favoreció el nombramiento como presidente de la República de Manuel Urrutia, y el del liberal José Miró Cardona como primer ministro. Él se quedó entre bambalinas como jefe de las Fuerzas Armadas. El Gobierno de unidad, reconocido de inmediato por EEUU, no duró demasiado: el 17 de febrero de 1959, Fidel asumió el puesto de primer ministro y viajó a EEUU para entrevistarse con sus líderes y realizar gestos simbólicos en los monumentos de Jefferson y Lincoln. Miró Cardona había promulgado antes la Ley Fundamental de la República, que recuperaba los postulados de la Constitución de 1940. Todo parecía ir bien conforme al Manifiesto de Sierra Maestra.

En ese viaje a EEUU, invitado por la Asociación Americana de Editores de Periódicos, se entrevistó durante 15 minutos con el vicepresidente Richard Nixon pero no con el presidente; Eisenhower prefirió jugar al golf. Quizá fuese ese gesto el arranque de un largo desencuentro que han tratado de remediar Barack Obama y Raúl Castro.

Entre las promesas del Manifiesto estaba también la reforma agraria, una asignatura pendiente en gran parte de Latinoamérica. Su aprobación costó un enfrentamiento con el presidente Urrutia y Fidel dimitió de su puesto. La revolución ha manejado muy bien dos artes: la propaganda y la puesta en escena de las masas. Su dimisión fue contestada en las calles por decenas de miles de cubanos, movilización que forzó la caída de Urrutia y su sustitución por Oswaldo Dorticós, que de inmediato lo volvió a nombrar primer ministro.

Aún nadie proclamaba el comunismo como doctrina, al menos de manera abierta. Pese a ello, a Washington se le atragantó una reforma agraria que afectaba a sus intereses en la isla. En octubre de 1959, la Casa Blanca dio su apoyo a la propuesta de la CIA de desestabilizar el régimen, incluido un eventual asesinato de Fidel, algo que han intentado repetidamente.

¿Qué habría pasado si Eisenhower y Fidel se hubieran visto en Washington? ¿Qué habría pasado si EEUU hubiese invertido dinero en la revolución en vez de combatirla? Es imposible saberlo, entraríamos en la ficción. En esos mismos años, EEUU apoyó a los  militares guatemaltecos en su lucha contra una incipiente guerrilla que luchaba por la libertad. Aquella guerra civil duró 36 años, de 1960 a 1996, y costó la vida a 200.000 personas, 45.000 desaparecidos.

La URSS, en plena Guerra Fría contra EEUU, vio una oportunidad de tocar los huevos al imperio rival y concedió créditos millonarios a Cuba, además de firmar acuerdos de comercio de petróleo y azúcar. “La mano que recibe está por debajo de la mano que da”, dijo Napoleón. La presión de la CIA tuvo dos hitos: el sabotaje en La Habana del mercante francés La Coubre que transportaba armas –más de 100 muertos–, ocurrido en marzo de 1960 y la invasión de Bahía Cochinos el 17 de abril de 1961. De esa época, Fidel saca dos conclusiones: EEUU es el enemigo y la URSS la única opción económica y militar para sobrevivir. Y el comunismo salió del armario de la revolución. Los críticos de esta teoría sostienen que el comunismo estaba latente y visible desde el primer día. Después llegó la crisis de los misiles en 1962 y el pacto entre EEUU y la URSS, tras bordear la guerra nuclear, de retirar esas armas a cambio de no invadir Cuba.

Pero me he saltado lo esencial. Antes de estos acontecimientos y de restablecer las relaciones diplomáticas con la URRS, Fidel confiscó las refinerías de Shell, Esso y Texas Oil por negarse a procesar el crudo soviético. De ahí partió una escalada de medidas que finalizó con el establecimiento de un embargo que los sucesivos presidentes fueron agravando con nuevas prohibiciones. Ese embargo ha sido inútil: ha logrado lo contrario de lo que perseguía: dar vida a un régimen enrocado.

Si las revoluciones envejecen rápido, también lo hacen las políticas y las retóricas que las combaten. En esto, Fidel deja un legado más sólido: su merchandising de la revolución es más atractivo, y sus motivos morales iniciales, cautivadores.

Obama ha sido el primero en querer modificar las dinámicas heredadas, explorar un lenguaje nuevo y una política eficaz que pasa por permitir que sean los cubanos de Cuba los que marquen el ritmo de la apertura. Es más inteligente que un embargo que castiga a todo un pueblo. La premisa es que la prosperidad traerá democracia y libertad, si es que eso es lo que busca EEUU y no otro peón en sus juegos globales,

La revolución se desinfló hace tiempo y la izquierda se quedó en la escenografía. Casi nadie se atrevió a decir:”El revolucionario está desnudo”. Las revoluciones duran horas, días, meses, como muestra Woody Allen en la película Bananas: copian lo que desplazaron. De ahí la tesis de Trotsky de la revolución permanente.

Entre las retóricas y contra retóricas, está la gente, el pueblo cubano, ese por el que tanto decimos estar tan preocupados. Murió el líder, la persona, queda el personaje. Más allá de su obra, Fidel Castro es de los inmortales.”

Source: Si Fidel se equivocó mucho, sus enemigos se equivocaron más

New, Groundbreaking Revelation Brings Us Closer to Nuclear Fusion

“Researchers from the U.S. DOE’s Princeton Plasma Physics Laboratory (PPPL) and Princeton University may have solved the mystery surrounding magnetic reconnection, bringing us one step closer to better solar flare prediction and (pmost notably) problems surrounding  nuclear fusion containment. Ultimately, this means that nuclear fusion, and the limitless energy it could provide, may be one step closer to reality.

But to step back for a moment, magnetic reconnection is a process that occurs when magnetic field lines embedded in plasma come together, break apart, and explosively reconnect. This occurs in thin plasma sheets where electric energy is concentrated.

ChamouJacoN/Wikimedia
ChamouJacoN/Wikimedia

The whole process is described by the Sweet-Parker model. But the theory fails to explain why magnetic reconnection seems to be moving faster than what is predicted.

The new research details a way to explain the occurrence of fast reconnection, using a phenomenon called plasmoid instability. It’s what happens when the plasma sheets start breaking into plasma “islands.”

The researchers were able to come up with a general theory of the plasmoid instability, and they say that plasmoid instability starts with a linear phase that follows Sweet-Parker, which then accelerates into an explosive phase that speeds up reconnection.

They calculated how long each of these phases occurs and the physics behind each one. In the end, they learned that the process doesn’t follow power laws, which means that decreasing instability isn’t going to impact reconnection speed in a predictable way.

FUSION CONNECTION

The discovery is significant if you consider that magnetic reconnection powers solar flares, the northern lights, gamma-ray bursts, and other violent natural phenomena. Calculating just when reconnection speeds up in the Sun means we can predict solar flares, solar storms, and other freak space weather.

But it also has an effect on how we look at nuclear fusion. One of the most prominent ways of generating nuclear fusion is using tokamak fusion reactors. These trap plasma in magnetic fields in specific areas to force hydrogen to fuse.

In experiments, magnetic reconnection can break these fields. This weakens the hold on the plasma, meaning it can reach areas in the containment field that won’t allow fusion to sustain itself. This discovery means we can find ways to strengthen these magnetic barriers, making for better fusion experiments.”

Source: New, Groundbreaking Revelation Brings Us Closer to Nuclear Fusion

El mayor dique glaciar antártico se agrieta y se teme que colapse inundando costas en todo el mundo | Diario Público

“Un enorme glaciar en la Antártida que sirve de dique para el hielo del interior del continente se deshace de adentro hacia afuera, con grietas y hendiduras en su interior que hacen temer su colapso.

El Glaciar Pine Island, parte de la plataforma de hielo que delimita la banquisa del Antártico Occidental, es uno de los dos glaciares que los investigadores creen son más propensos a sufrir un rápido retiro, trayendo más hielo desde el interior de la capa de hielo hasta el océano. El derretimiento inundaría las costas alrededor del mundo.

Un iceberg de 350 kilómetros cuadrados se separó del glaciar en 2015, pero no fue hasta que los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio probaron un nuevo software de procesamiento de imágenes cuando se notó algo extraño en las imágenes de satélite tomadas antes del evento.

En las imágenes vieron evidencia de que una grieta se formó en la base misma de la plataforma de hielo cerca de 35 kilómetros tierra adentro en 2013. La grieta se propagó durante dos años, hasta que apareció a través de la superficie del hielo y puso el iceberg a la deriva en un proceso de 12 días entre finales de julio y principios de agosto de 2015. El descubrimiento se publica en la revista Geophysical Research Letters.

“Generalmente se acepta que ya no se trata de si la capa de hielo del Antártico Occidental se derrite, sino de cuándo”, dijo el líder del estudio Ian Howat, profesor asociado de Ciencias de la Tierra en la Ohio State University. “Este tipo de comportamiento de desmemebramiento proporciona otro mecanismo para el retiro rápido de estos glaciares, reforzando la probabilidad de que podamos ver un colapso significativo de la Antártida Occidental en nuestras vidas”.

Las imágenes de satélites proporcionan la primera evidencia importante de que estas grandes plataformas de hielo antárticas responden a los cambios en su borde oceánico de una manera similar a lo observado en Groenlandia

Si bien es la primera vez que los investigadores han presenciado una profunda fisura subterránea que se abre en el hielo antártico, han visto rupturas similares en la capa de hielo de Groenlandia, donde el agua del océano ha penetrado tierra adentro a lo largo del lecho rocoso y comenzó a derretir el hielo desde abajo.

Howat dijo que las imágenes de satélites proporcionan la primera evidencia fuerte de que estas grandes plataformas de hielo antárticas responden a los cambios en su borde oceánico de una manera similar a lo observado en Groenlandia.

“Las grietas generalmente se forman en los márgenes de una plataforma de hielo, donde el hielo es delgado y sujeto a cizallamiento que lo desgarra”, explicó. “Sin embargo, este último evento en el Glaciar Pine Island fue debido a una grieta que se originó desde el centro de la plataforma de hielo y se propagó a los márgenes, lo que implica que algo debilitó el centro de la plataforma de hielo, una grieta derretida en el nivel de roca de fondo por un océano que se calienta “. Otra pista: La grieta se abrió en el fondo de un “valle” en la plataforma de hielo donde el hielo había adelgazado en comparación con el hielo circundante.

El valle es probablemente una señal de algo que los investigadores sospechan desde hace mucho tiempo: debido a que el fondo de la capa de hielo del Antártico Occidental se encuentra por debajo del nivel del mar, el agua del océano puede penetrar en el interior y permanecer sin ser vista. Nuevos valles que se forman en la superficie serían un signo exterior de que el hielo se estaba derritiendo muy lejos.

Las largas sombras proyectadas sobre el hielo atrajeron la atención del equipo hacia el valle que se había formado allí

El origen de la grieta en el Glaciar Pine Island no habría sido visto, si no hubiera sido porque las imágenes del Landsat 8 que Howat y su equipo analizaban sucedían cuando el sol estaba bajo en el cielo. Las largas sombras proyectadas sobre el hielo atrajeron la atención del equipo hacia el valle que se había formado allí. “Lo realmente preocupante es que hay muchos de estos valles más arriba del glaciar”, agregó Howat. “Si en realidad son sitios de debilidad que son propensos al agrietamiento, podríamos ver una pérdida de hielo más acelerada en la Antártida”.

Más de la mitad del agua dulce del mundo está congelada en la Antártida. El glaciar Pine Island y su gemelo cercano, el glaciar Thwaites, se asientan en el borde exterior de uno de los flujos de hielo más activos del continente. Al igual que los corchos en una botella, bloquean el flujo de hielo y mantienen cerca del 10 por ciento de la capa de hielo del oeste de la Antártida de drenaje en el mar. Estudios han sugerido que la capa de hielo del Antártico Occidental es particularmente inestable y podría colapsar dentro de los próximos 100 años. El colapso conduciría a un aumento del nivel del mar de casi 3 metros, lo que engulliría a las principales ciudades de Estados Unidos como Nueva York y Miami y desplazaría a 150 millones de personas que viven en costas en todo el mundo.

“Tenemos que entender exactamente cómo se forman estos valles y grietas, y lo que significan para la estabilidad de la plataforma de hielo”, dijo Howat. “Estamos limitados en la información que podemos obtener del espacio, por lo que esto significará dirigir campañas aéreas y de campo para recopilar observaciones más detalladas.” Los EE.UU. y el Reino Unido se están asociando en un gran programa científico de campo dirigido a esa área de la Antártida. Esto proporcionará otra pieza al rompecabezas”.”

Source: El mayor dique glaciar antártico se agrieta y se teme que colapse inundando costas en todo el mundo | Diario Público

Is There Any Plausible Reason Why Aliens Would Evolve To Look Like Us?

“In science fiction movies and TV shows, intelligent aliens are usually the same basic shape as humans: two arms, two legs and a head. But why would creatures that evolved on a completely different planet look so similar to us? We asked some experts, and they told us the most likely explanations for humanoid aliens.

The truth is, aliens tend to look like us in science fiction for a couple of basic reasons: budget, and relatability.
 “Most aliens in SF are humanoid because humans produce SF,” says Michael H. New, an Astrobiology Discipline Specialist at NASA. “While we are interested in the ‘other,’ our conception of otherness is often limited.”

And a lot of experts firmly believe that aliens would not look at all like humans. For example, Stephen Jay Gould claims that life that evolved elsewhere would look totally different from us — and in fact, if you “reran the tape” from the beginning of life on Earth, you wouldn’t end up with humans on this planet either. The emergence of humanoids on Earth is a totally random event that was a fluke, even with the exact conditions that we arose from.

But let’s say that we do meet aliens, and they turn out to be bipeds with a roughly human-like shape… how do we explain that?

Panspermia

This is the most common explanation for creatures that look sort of like us turning up all over the universe. Either humanoid aliens spread their DNA across the galaxy to give rise to creatures in their image, or the DNA just spread through the galaxy on its own, on asteroids and stuff.

Star Trek: The Next Generation reaches for this explanation in the episode “The Chase,” pictured above. And it’s the centerpiece of the recent movie Prometheus, as well.

“I’m of the strong opinion that if humanoid aliens exist, they must have some genetic heritage in common with human beings,” says Mark A. Bullock with the Southwest Research Institute. He’d find that easier to believe than the notion that humanoids could evolve independently elsewhere. Plus “it’s been shown that panspermia is quite a viable mechanism, so the interchange of genetic material between worlds is not out of the question.”

If the galaxy really did turn out to be full of humanoid aliens, “some kind of panspermia wouldn’t be a bad explanation,” New tells io9. “We’re bilaterally symmetric and bipedal because our ancestors were.” It’s entirely possible that if certain events had played out differently, the dominant species on Earth would have had a very different shape.

The Burgess Shale, which is roughly 500 million years old, “displays a wide range of body plans, only some of which are still seen on the modern Earth,” adds New. So he believes you’d need some outside intervention to account for humanoid aliens.

Bullock sounds a similar note, saying that the Cambrian explosion, 600 million years ago, “saw a great deal of evolutionary experimentation with body plans,” some of which could be a glimpse of life forms that we might see on other planets.

At the same time, panspermia is only really likely at the microbial level, cautions Joan L. Slonczewski, a biology professor at Kenyon College and science fiction author whose books include A Door Into Ocean and The Highest Frontier. Beyond microbes, panspermia doesn’t really make much sense as an explanation for humans’ own development.

“Humans on Earth are so obviously a part of Earth’s evolutionary program,” says Sclonczewski. “From the molecular and cellular level, to the shape of organisms, we humans evolved here.”

Convergent Evolution

Or maybe humanoids just evolved on other planets, separately from us, because they just arrived at the same destination via other paths?

 There are certain things about humans that helped us rise over other primates, says James Kasting, a distinguished professor of Geoscience at Penn State University. Our opposable thumbs helped us grasp tree branches, and also hold tools. And walking upright was useful, as well. Finally, being warm-blooded helped us to power our big brains.

“I would think that there’s a good chance that intelligent alien life evolved in more or less the same way and would thus bear some resemblance to humans,” says Kasting. “Not necessarily a close resemblance, though.”

 The upright-walking, bipedal, two-armed posture “seems to have evolved independently in various unlikely contexts, from meerkats to velociraptors,” notes Slonczewski. “Maybe it just makes sense to have two feet to move, two hands to manipulate something, and a sensory ‘head’ with as wide a view as possible. Then again, that’s what we have, so it makes sense to us.”

We’ve seen enough examples of convergent evolution on Earth to believe that it could happen on other planets as well, notes Steven J. Dick, the 2013-2014 Baruch S. Blumberg NASA/Library of Congress Chair in Astrobiology at the Library of Congress. “For example, the eye has been reinvented many times independently, as have wings in insects, birds and bats. Fish and marine mammals such as dolphins have evolved streamlined shapes for their water environment.”

Dick recommends the 1981 book Life in Darwin’s Universe: Evolution and the Cosmos by Gene Bylinsky, which argues that “a limited number of engineering solutions” are possible when it comes to successful life forms.

But Dick adds that you can’t discount environmental factors which would ensure that life on other planets would look at least somewhat different, including gravity. Dick tells io9:

Because they would have been shaped by their own unique planetary environments, organisms would be different from us in the particulars, just as there is great diversity of life on Earth, including the different requirements of land and water organisms. More generally, gravity imposes size limitations on life; from the cell to the whale is a large range indeed, but the food system of the whale (and the dinosaur on land) must strain to feed such a large structure, even as the heart struggles to sustain its blood flow. Life on a low-gravity planet might be free to soar upward both in the plant and animal kingdom, while life on a high-gravity planet would be correspondingly stifled.

Bilateral Symmetry

Let’s say that the notion of aliens separately evolving bodies that have more or less a human silhouette is kind of unlikely — it’s still possible that bilateral symmetry could be a constant among intelligent life forms, say some experts. This refers to the fact that your left and right sides are more or less the same, with an eye, an ear, an arm and a leg on either side.

“Bilateral symmetry appeared independently several different times in the evolution of larger organisms on Earth,” says Bullock. “So bilateral symmetry may be a common feature of intelligent life, regardless of whether its specific body plan.”

And once you get bilateral symmetry, you are going to start drifting in the direction of a vaguely humanoid body plan, argues Bjørn Østman with Michigan State University. The symmetry means you’ll have an even number of limbs — which is most likely going to be four, rather than six or more, which don’t convey enough of an advantage to justify the extra limbs.

“Even on earth there are lots of animals that have more than two pairs of limbs,” concedes Østman. “But I think that the reason why we have lots and lots of animals that hva four limbs is that that’s highly advantageous. It just happens to be mechanically a very good solution to traversing a rugged landscape.”

And once you have a lot of quadripeds on land, one of those quadripeds is going to start using its front limbs to manipulate tools. “If you can free two limbs to manipulate tools, then it becomes very advantageous to develop high intelligence,” notes Østman.

So assuming an intelligent alien is symmetrical and has some of its limbs devoted to tool use, then it might end up being roughly bipedal, says Østman. And the sensory organs, like eyes, will have to be forward-looking and not too far away from the tool-using limbs. Which means you end up with something like a head, because the nervous system will be close to the sensory organs for maximum efficiency.

 Thus those two factors — symmetry and tool use — may lend themselves to something at least vaguely similar to a human shape, in Østman’s view.

“If we were to eventually find other intelligent life in the universe, they would be humanoid, I think,” Østman concludes. “I find that a high probability.” But at the same time, he admits he’s in the minority, and most other scientists agree with Gould that humanoid life is unlikely to evolve elsewhere.”

Source: Is There Any Plausible Reason Why Aliens Would Evolve To Look Like Us?

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: