“Tras su detención, y a medida que ha venido colaborando con la Justicia contando lo que ocurrió, se ha transformado en uno de los hombres más amenazados del país. Cuatro intentos de asesinarlo han sido descubiertos, lo que lo obliga a desplazarse a las audiencias con un complejo dispositivo de seguridad del CTI que puede llegar a las 50 personas. En la celda del búnker duerme con un chaleco antibalas y a veces usa una cobija antibalas. Desde su arresto solo ha hablado con las autoridades a quienes les está contando todos los detalles de lo que sabe.

Por primera vez habló y lo hizo en exclusiva con SEMANA. En una extensa entrevista cuenta con lujo de detalles aspectos desconocidos de lo que hizo como hacker: las órdenes que recibió, con quién se reunió, cómo fue su participación en la última campaña presidencial, su relación con la Dirección Nacional de Inteligencia DNI, los militares en el escándalo y los vínculos con la llamada fachada Andrómeda. Como si lo anterior fuera poco, menciona cuestionables actuaciones de importantes personajes públicos como el procurador general, la Contraloría, varios generales y políticos como la representante María Fernanda Cabal, entre otros. Y revela la existencia de varias células o grupos a los que perteneció y que desde el año pasado venían trabajando en lo que denominan “plan estratégico contra el proceso de paz”. De todo lo anterior afirma tener pruebas como audios, videos y correos electrónicos. Las declaraciones de Sepúlveda sin duda alguna levantarán una polvareda política.”

via El ventilador del hacker, Nación – Edición Impresa Semana.com – Últimas Noticias.