“La Sala Justicia y Paz aseguró en la sentencia que el número de masacres y asesinatos selectivos en la región se incrementó de manera exponencial por la implementación de la instrucción militar que habían recibido algunos ‘paras’ en los “centros de entrenamiento de la doctrina paramilitar” en los cuales habían recibido clases de cómo combatir a la guerrilla. Clases que según Mancuso fueron dictadas por militares activos y miembros del entonces Departamento Administrativo de Seguridad DAS, entre ellos José Miguel Narváez.

Mancuso aseguró que entre 1998 y 2002, el ex subdirector del DAS, quien para ese entonces se desempeñaba como profesor de la Escuela Superior de Guerra, dictó una cátedra llamada “¿Por qué es lícito matar comunistas en Colombia?” a un grupo de paramilitares entre los que se encontraban él y Carlos Castaño. Asimismo indicó que en las clases se mostraban las fotos de quienes iban a ser sus objetivos militares, entre los cuales se encontraban los políticos Wilson Borja y Piedad Córdoba, el colectivo de abogados José Alvear Restrepo y el periódico Voz, del partido Comunista Colombiano (Ver: Las ‘órdenes’ de José Miguel Narváez a los paramilitares).

La sentencia también dejó claro que el proceso de consolidación de las Auc del Catatumbo no hubiese sido posible sin la colaboración de las Fuerzas Militares y el Estado, afirmación que se sustentó en declaraciones de exmilitares y exparamilitares, destacándose la de Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’: “No creo exista alguna región en la que los paras hayan surgido sin ayuda de las Fuerzas Militares y empresarios”.”

via Sentencia contra Mancuso confirma vínculos de Auc con militares, empresarios y políticos.