“¿Eso les da la razón a la guerrilla cuando dicen que ha sido imposible hacer las transformaciones sin armas?

La guerrilla dice eso pero no se involucra a sí misma como parte de la causa. Precisamente porque la guerrilla existe es que ha habido la justificación de decir que los resistentes son amigos de la guerrilla. Las guerrillas les sirvieron en bandeja de plata a todas las fuerzas reaccionarias las cabezas de quienes promovían el cambio político pacífico porque los volvían sospechosos de ser sus aliados. La guerrilla ha sido una fuerza que, por su persistencia en la guerra, ha terminado bloqueando el cambio social.

“La manera de hacer política ha permitido que los paras crezcan”: María Teresa Ronderos | La Silla Vacía.