“Colombia es un país conservador que vota liberal”, solía afirmar el dirigente Álvaro Gómez Hurtado para resaltar que el espíritu del ciudadano estaba más cercano a las ideas del partido azul. Unas conclusiones completamente opuestas reporta un estudio reciente sobre ubicación ideológica del electorado nacional que contrató el Centro de Estudios en Democracia de la Registraduría. Para el informe, dirigido por el exviceministro de Interior Juan Fernando Londoño, “aunque los colombianos creen en muchos conceptos de izquierda, se ubican a sí mismos en la centroderecha”. En otras palabras, Colombia es un país liberal que vota conservador. 


La investigación preguntó a una muestra que cubre todas las regiones del país sobre las preferencias políticas en cuatro ámbitos: asuntos morales, conflicto armado, temas económicos y agenda política y social. Dependiendo del grado de acuerdo o desacuerdo con una serie de afirmaciones, los encuestados se clasificaban en el espectro ideológico. Un 30 por ciento de los ciudadanos se alinea con las ideas de izquierda mientras que un 17 por ciento abraza un pensamiento de derecha. 

Las respuestas contrastan con la percepción de que los colombianos tienen sobre su propia ideología política: 6,3 sobre 10 donde 1 es la postura más de izquierda, y 10 la más inclinada a la derecha. En palabras de Londoño: “Hay una propensión a que la gente tenga ciertas preferencias políticas cercanas a las posiciones de izquierda pero en su ubicación ideológica esté en la derecha”. Para el estudio esa brecha entre lo que la gente piensa y cómo se autocalifica sería “el efecto que durante tantos años de conflicto ha tenido la asociación de la guerrilla con posiciones de izquierda”.

La bipolaridad política de los colombianos – Semana.com.