Esta mañana la Policía Nacional en colaboración con las Brigadas de Información de Madrid, Barcelona, Palencia y Granada, han llevado a cabo, desde las 6h. de esta mañana, una operación que se ha saldado con la detención de doce personas, a las que se la policía acusa de supuesta pertenencia a una organización criminal con fines terroristas, según explica el cuerpo en una nota de prensa. A estas detenciones se suman otras 14 por resistencia durante la práctica de los registros llevados a cabo en 17 puntos de Madrid, Barcelona, Palencia y Granada.

En Madrid han procedido al registro del Centro Social Ocupado Autogestionado La Quimera, ubicado en la plaza Nelson Mandela de Lavapiés y acto seguido a la 13-14 de Vallekas. Según informan diversos medios, como Diso Press y personas relacionadas con el centro de la Quimera, tres furgonetas de la Unidad de Intervención Policial ha acordonado la plaza y han procedido a entrar en el edificio, requisando material informático y bloqueando su acceso. El centro social 13-14, en Vallecas, es otro de los centros sociales registrados por la policía.

La operación ha sido ordenada por el juez del Juzgado de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. Según la nota de la Policía los 12 detenidos por pertenencia a organización terrorista serían miembros de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC). Se les acusa también de la “comisión de hechos delictivos consistentes en sabotajes y colocación de artefactos explosivos e incendiarios”.

Estas detenciones se produce tres meses después de que la Audiencia Nacional ordenara una operación contra el movimiento libertario en Barcelona, que terminó con la detención de 11 personas, también acusadas de pertenecer a los Grupos Anarquistas Coordinados. La operación supuso el registro de la Kasa de la Muntanya, que se llevó a cabo con un violento dispositivo de los Mossos d’Esquadra. Los detenidos en esa ocasión salieron en libertad con cargos el pasado 30 de enero, y bajo fianza de 3.000 euros.

El proyecto de La Quimera nació en mayo de 2013, en un edificio de viviendas abandonado que previamente había sido la sede de otro centro social, el Laboratorio 2. Reabrió sus puertas la semana pasada tras meses cerrado por motivos organizativos. ‘La Quimera’ está situada en un edificio que ya tiene antecedentes de okupación, pues funcionó como centro social hace doce años, y tras ser desalojado fue de nuevo okupado. Según sus responsables, se llevaban a cabo “proyectos de índole política”, como  una oficina de okupación, biblioteca autogestionada, asamblea Transmaricabollo, teatro denuncia”, así como diversos talleres, de informática, autoempleo, lengua de signos, idiomas, etc.

Al cierre de esta nota, la operación policial continuaba abierta, por lo que podrían producirse nuevas detenciones.

26 detenciones en la segunda parte de la Operación Pandora | Periódico Diagonal.