“Al parecer la educación no está formando mejores personas, sólo gente que se sabe muy bien el discurso de la rentabilidad y el mercado global. Profesionales muy bien adiestrados en el arte de hacer dinero, pero poco educados para ser ciudadanos y para entender la vida como una forma de organización social y política dentro de la cual se tiene una inmensa responsabilidad.

Por eso lo educados no les quita a muchos lo ‘chunchurrias’ porque estamos frente a la tiranía de una sociedad en la que el éxito de una persona no está determinado por los parámetros éticos bajo los cuales se rige, sino de la renta obtenida, así sea a costillas de la dignidad humana. ”

via Educación en Colombia opinión de Margarita Orozco – Semana.com.