“Con su pinta de corsario, el músico ríe a carcajadas cuando se reafirma como un nombre indispensable para el género que Bob Marley puso en el mapa mundial. Cliff cita a pioneros como Joe Higgs, Derrick Morgan o Desmond Dekker y cuenta que ya despuntaba en Kingston cuando llevó a Marley ante Leslie Kong. ‘Marley es el más popular, pero no el más importante. Ser el primero en abrir los ojos a la gente y que se preguntasen: ¿Qué es esto? Yo hice eso’, explica.

Fichó por Island Records, que difundió el reggae por todo el planeta, y se instaló en Reino Unido. En 1967, publicó el sobresaliente Hard Road to Travel y se producía un pequeño gran acontecimiento: el reggae entraba en el mundo del rock. Todo quedó eclipsado en los sesenta: Marley desembarcó también en Island y causó un seísmo. El músico no olvida esa época en la que escribió Vietnam , la mejor canción protesta de la historia según Bob Dylan, protagonizó la película The Harder They Come y entró en contacto con la escena punk británica. ‘Conocí a The Clash y especialmente a Joe Strummer. El reggae les inspiró por su mensaje social’, dice.

Con una intensa voz aguda, Cliff, que trabaja en un nuevo disco, combinó desde entonces trabajos de solidaridad con grandes causas políticas o sociales con un declarado acercamiento al pop, ejemplificado en Many Rivers to Cross . De pronto, entona I Can See Clearly Now y el camerino se inunda de resonancias soul. ‘Soy original. No soy una copia. Mi voz es auténtica, mi estilo también, todo lo que ves es real’.”

via Jimmy Cliff sobre Bob Marley | ELESPECTADOR.COM.