“Un compañero me había comentado que el ministerio de Defensa hacía una descripción un tanto especial de la historia de la Brigada de Infantería Ligera San Marcial que está ubicada en el cuartel de Araca, en Vitoria, así que el otro día me metí en la página web del Ministerio de Defensa para comprobarlo y, efectivamente, al referirse a la Guerra Civil, el Ministerio dice que esta unidad participó “en todos los frentes destacando sobremanera en las acciones del Norte de España”. Alucina pepinillos.

La realidad es que el regimiento al que se hace referencia en la Guerra civil desapareció como tal pero se mantuvo el nombre de San Marcial para la Brigada de Infantería de Vitoria, y el ministerio de Defensa aclara, por si existieran dudas, que la Brigada actual es heredera del nombre, historial y tradiciones de aquel regimiento que nació en 1795 y que después destacó “sobremanera”… apoyando un golpe de Estado.

Sí, porque Defensa evita citarlo pero esa participación “en todos los frentes” se refiere a todos los frentes para alzarse contra la República legalmente constituida y poner en pie una dictadura que sometió durante décadas las libertades en España. Por cierto, este regimiento tiene una gloriosa página en la cruzada fascista: protagonizó en Burgos el primer movimiento del golpe de Estado en la Península. Destacó “sobremanera”, como dice el Ministerio de Defensa.

Y hay más.

Respecto al Regimiento de Artillería de Campaña Nº 20 de Zaragoza, el Ministerio de Defensa explica que fue “especialmente reseñable la actuación de la doceava Batería en la batalla de Belchite, donde obtuvo la Cruz Laureada de San Fernando por su actuación heroica en la defensa de la ciudad”. El Ministerio se guarda para sí el pequeño detalle de que el Regimiento estuvo al servicio del ejército franquista y que,  tal y como explica la Fundación Nacional Francisco Franco (sí, la Fundación Franco existe y no pasa nada), este regimiento “proclamó el estado de guerra el 20 de julio y procedió al control de los pueblos”. Tampoco cuenta el Ministerio que la Cruz Laureada de San Fernando se la concedió Franco por sus “actos de heroísmo”.

Pero  Belchite no tuvo nada de esa heroicidad de la que hablan Franco y el Ministerio de Defensa. Fue una carnicería entre republicanos y franquistas que dejó 5.000 muertos y todo tipo de tropelías, entre ellas, fusilamientos por parte de ambos bandos: también por parte de ese “heroico” ejército de Franco al que alaba el Ministerio de Defensa.

El relato de Defensa está lleno de eufemismos: “Durante los años que duró el conflicto estas unidades actuaron por diferentes zonas”. ¿Actuaron? ¿Qué eran? ¿Un espectáculo de variedades? La descripción llega a extremos vomitivos cuando, con tal de no pronunciar la palabra “dictadura”, el ministerio habla del “régimen del General Franco” (ya puestos, ¿por qué no Generalísimo?) o peor todavía: “el posterior periodo de paz”. ¿No era esa precisamente lo propaganda franquista que inoculaban a nuestros padres durante la dictadura?

Del Regimiento de Cazadores de Montaña “América” 66, instalado en Berrioplano, el Ministerio cita su integración en las Brigadas Navarras y se refiere al golpe de Estado como “el Alzamiento” (ovación cerrada en la Plaza de Oriente y vuelta al ruedo). Del Regimiento de Caballería de Reconocimiento Farnesio Nº12 se afirma en tono épico que su “actividad resultó incansable desde los primeros momentos”. Del Regimiento Acorazado de Caballería Lusitania Nº8, el Ministerio cuenta que fue “asaltado por la población civil y, como consecuencia, el Regimiento desaparece como tal”. Obviamente, una vez más, a Defensa se le olvida la minucia de que quizás esa gente no quería permitir un golpe de Estado fascista. Con lo fácil que es quedarse en casa a dónde iría esa gente.

Todos estos son regimientos que forman parte del Ejército actual y el Ministerio de Defensa se dedica a contarnos su historia como si fuéramos de Letonia o estuviéramos viendo un partido de baloncesto: “el jugador Regimiento 66 metió 15 puntos, cogió 12 rebotes, destacó sobremanera y fue elegido MVP de la Cruz Laureada de San Fernando”. Una preciosa e inmaculada hagiografía de ‘Hazañas Bélicas’ que evita mencionar el contexto de aquel horrible levantamiento fascista y que, en algunos casos, llega a utilizar directamente la terminología franquista. En definitiva, una forma de contarnos la historia de la Guerra Civil que no reabre heridas porque es la historia que toda la vida nos han contado los vencedores de la Guerra Civil.”

Source: Así te cuenta el Ministerio de Defensa la “heroica” historia del ejército de Franco