El plumero, que se mueve preferentemente entre Madrid y Barcelona a una velocidad de más de 300 km/h, es difícil de observar a simple vista, a pesar de su descomunal tamaño, y solo en los momentos en que Albert Rivera concede una entrevista es cuando la gama de colores se muestra en todo su esplendor y el volumen de las plumas se hace evidente. “Es el momento propicio para fotografiarlo”, aconsejan los expertos. “También cuando el líder de Ciudadanos se dispone a pronunciarse sobre el franquismo o las SICAV se dan las condiciones óptimas para tomar preciosas imágenes del plumero” , añaden.

Source: La Muralla China y el Plumero de Albert Rivera, visibles desde la Estación Espacial Internacional | Rokambol