“Tras la firma del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, los pasos hacia la puesta en marcha de las expulsiones masivas de refugiados continúan en Lesbos. Las autoridades griegas han expulsado del centro de registro de Moria a todos los voluntarios de las pequeñas asociaciones que han ido generándose en la isla para atender a los recién llegados, según ha confirmado la ONG sueca Lighthouse Relief. El colectivo Bienvenido Refugiados ya ha lanzado lanzado un documento para advertir de la situación a aquellos que tenían pensado viajar a las islas para ayudar, enumerando otras opciones más allá de la asistencia en el campo de Lesbos.

“Responsables del campo nos dijeron el domingo que nos teníamos que ir, que ahora se iba a convertir en un centro de detención”, afirma a eldiario.es Joaquín Urias, voluntario de la ONG sueca Lighthouse Relief en Lesbos desde hace un mes y profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla.

“El centro ya está prácticamente vacío de refugiados”, recalca Urias. Desde este sábado, las autoridades griegas comenzaron a evacuar a miles de solicitantes de asilo y migrantes de las islas. Decenas de autobuses los han trasladado al puerto de Lesbos para, desde allí, enviarlos en ferries repletos de solicitantes de asilo a Kavala, ciudad situada al noreste del país. El objetivo es  dejar espacio únicamente para los refugiados llegados a partir de las 00:01 horas del domingo, los que serán devueltos a Turquía.

“El domingo por la mañana nos dijeron que debíamos irnos del centro, que podríamos permanecer allí hasta las 12 de la noche. Pero sobre las tres o cuatro de la tarde, responsables del centro nos comunicaron que debíamos irnos en ese momento, que eso ya es un centro de detención y que no podíamos seguir allí”, explica Urias, voluntario en la isla desde finales de febrero.

El plan de crear “centros cerrados” en las islas griegas está recogido en el marco del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía firmado este viernes, según confirma la Comisión Europea en un comunicado. Para explicar dónde se alojarán los refugiados y migrantes mientras esperan su devolución a Turquía, la institución comunitaria detalla que los “migrantes en situación irregular – aquellos que no han pedido protección o su solicitud ha sido rechazada – podrán alojarse en ‘centros de acogida cerrados’ en las islas griegas, sujetos a la Directiva europea de retorno”. Por su parte, matizan, los solicitantes de asilo se alojarán en centros abiertos en las islas griegas.

A pesar de la entrada en vigor del pacto entre la Unión Europea y Turquía, no está impidiendo la llegada a las islas griegas de refugiados en botes repletos de personas. Más de 1.600 solicitantes de asilo y migrantes han llegado  a las islas griegas en las últimas 24 horas y que el número total en todo el país supere ya los 50.000, según informa la agencia Efe.

Atendiendo a los datos  publicados este lunes por el centro de gestión de la crisis de refugiados , desde las 7.30 horas del domingo (05.30 GMT) hasta la misma hora de hoy llegaron a las islas del Egeo oriental 1.662 personas.

“El ferry estaba preparado para vaciar Lesbos”

Mientras, los refugiados que ya estaban en las islas griegas antes de la entrada en vigor del acuerdo continúan siendo transportados al noroeste del país. Miles de refugiados empezaron a recibir este sábado avisos por megafonía por parte de los responsables del centro: tenían que irse a Kavala, no importaba si ya habían comprado sus billetes a Atenas. “No saben nada, hay mucha confusión, algunos están muertos de miedo. Nadie les ha explicado el pacto y no saben si estarán afectados”, añade Urias que estuvo este domingo con los solicitantes de asilo y migrantes antes de ser enviados a Kavala.

Horas después de abandonar el ferry en el que ha viajado con cientos de refugiados, Laura Lanuza, de la ONG Proactiva Open Arms, describe el estado de incertidumbre de las “muchísimas familias” que ocupaban las embarcaciones que pretenden vaciar las islas. “No saben bien, no saben qué va a pasar, no son conscientes de lo que está pasando y siguen con esa cara de esperanza…”. Su testimonio da cuenta de cómo se han producido los pasos previos del plan europeo de devoluciones.

“Lo único que les han dicho es que su destino ya no era Atenas, que ahora era Kavala. Desde hace días no salían barcos hacia Atenas así que no ha habido otra opción. Ellos siguen pensando que podrán llegar a Alemania…”, relata Lanuza. “Algunos creen que desde el lugar al que les llevan podrán ir a Idomeni, a la frontera, para continuar su viaje. Pero esto no va a ser así… “, apunta el voluntario de LightHouse.

“El sábado por la mañana empezaron a llegar los autobuses para trasladar a los refugiados al puerto de Mitinele. Allí dejaron a cientos de refugiados que fueron metiéndose en el barco”, señala Lanuza. Los primeros refugiados en ser trasladados pasaron horas esperando la salida de uno de los ferrys, apunta. Un grupo de voluntarios de Proactiva Open Arms estuvo comprobando cómo se encontraban.

El ferry, asegura la portavoz de Proactiva, llevaba días atracado en el Puerto de Lesbos. “Nadie sabía qué hacía ese ferry allí, y por lo visto estaba esperando a la aprobación del acuerdo. Parece que las autoridades griegas ya estaban listas para vaciar Lesbos y poner en marcha el plan de devoluciones”, añade.

Lanuza aclara que este nos es el proceso habitual para efectuar los traslados de las islas. Hasta ahora, los refugiados, después de registrarse en Moria, continuaban su trayecto hacia Atenas para, generalmente, seguir hasta Idomeni, donde siguen esperando para cruzar la blindada frontera con Macedonia cerca de 12.000 personas, según los datos de Médicos Sin Fronteras. Ellos mismos se compraban sus propios billetes para tomar el ferry desde Lesbos. “Pero esto no ha pasado nunca. Jamás han sido evacuados de esta forma. Están vaciando los campos, eso está muy claro, y están echando todos los voluntarios de los campos para poner en marcha el acuerdo”.

Si la confusión de las personas de origen sirio y afgano va en aumento, la incertidumbre se dispara en aquellas que, por su nacionalidad, son tachadas de forma automática de “migrantes económicos”. El centro extraoficial de Lesbos, “Better Days for Moria”, donde permanecen alojados la mayoría de paquistaníes y marroquíes, se ha convertido en su refugio desde que el centro de Moria dejase de permitir su registro. Al menos hasta ahora.

“Hay mucha tensión en el campo ‘Better days for Moria’ sobre todo paquistaníes. Dicen que se les han acercado a advertirles que todas las personas que están en ese campo van a ser detenidas y deportadas a Turquía. Después, según nos cuentan, les convencieron para que al menos 150 personas fuesen trasladadas a Kavala”, indica Joaquín Urias. “Los paquistaníes tienen mucho, mucho miedo”.”

Source: “Han echado a los voluntarios para convertir el centro de refugiados de Lesbos en un campo de detención”