“Este fin de semana fue especialmente sensible para los miembros del frente 29 de las FARC. Su zona veredal está en la vereda Betania, Nariño, y el viernes 28 de abril escucharon que habían llegado los paras. Hasta la zona limítrofe de su zona veredal se vieron las pintadas con aerosol que decían ‘RAUC’, al igual que toda la cabecera municipal, El Rincón. Calles y carros quedaron con el mismo grafiti. ¿Cómo es posible que esto sucediera, si todas las zonas tienen dos anillos de seguridad del Ejército? La gente del Bloque Occidental de las FARC siente que en ese sector hay complicidad entre este grupo paramilitar y el ejército, pues ven que es la única explicación para que los paras estuvieran 1 día entero, a plena luz del sol rayando casas y hablando con los habitantes, mientras iban uniformados y armados.

Grafitis que dejaron los paras por todo el Rincón, en Nariño, donde está la Zona Veredal de Policarpa – Foto: comunicado FARC

Las RAUC entraron, según los habitantes de la zona, con uniformes del Ejército y brazaletes con el distintivo del grupo ilegal, cargando fusiles Galil “brillanticos”. Estos son los fusiles de dotación de la fuerza pública colombiana. A todos los habitantes de la zona les dieron el mismo mensaje: “Asesinaremos a cualquier informante de las FARC”. También anunciaron una campaña de limpieza social. No solo los miembros de las FARC, sino todos los habitantes de la región, piden con urgencia al gobierno que ponga orden a lo que pasa acá, que los anillos de seguridad funcionen como debe ser.
“Esto sucede en los mismos límites de esta ZVTN. La aparición y permanencia descarada por tanto tiempo a la vista de todo el mundo de este grupo en nuestras proximidades, sin que reciba persecución inmediata de la fuerza pública, siembra dudas que es bueno despejar a tiempo.  Esa inactividad contra dicho grupo paramilitar raya en la complicidad, situación que preocupa pues se espera del mismo Estado el mayor aporte para la construcción sólida de la paz.”
GeneracionPaz.Co conoció que recientemente también en la zona veredal de Gallo, Córdoba, se presentaron disparos de grupo que se supone es “para” y que habría cruzado los anillos de la Fuerza Pública establecidos en los protocolos. Ningún información al respecto ha sido pública, por lo tanto el pronunciamiento del Mecanismo Tripartito será definitivo para confirmar la veracidad de esta información.

Foto: generacionpaz.co

Por su parte, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz denunció que el pasado 17 de abril  un número indeterminado de neoparamilitares de las “Autodefensas Gaitanistas de Colombia” llegó al caserío de Puerto Lleras, territorio colectivo de Jiguamiandó, Chocó, con camuflados, armas de largo alcance y brazaletes con la sigla AGC. Ofrecieron 800 mil pesos a los que trabajen con ellos. Y anunciaron que llegarán a Pueblo Nuevo. Pero para la Comisión, las AGC buscan establecerse en el caserío de Santa Rosa del Limón, jurisdicción del municipio Vigía del Fuerte, en cercanías a un punto transitorio de normalización de Vidrí.
Entre tanto, en las últimas semanas fueron asesinados un guerrillero indultado y un miliciano en Tumaco, Nariño, y Timbío, Cauca, respectivamente, siendo los primeros en resultar muertos tras la firma del Acuerdo Final de Paz. A la par siguen las amenazas en panfletos firmados por diversas vertientes de las autodefensas Autodefensas. En uno que circuló este 27 de abril y firman las “Aguilas Negras del Suroccidente Colombiano” se advierten los nombres y cédulas de varios civiles a quienes les dan:
“24 horas para que se vayan para las tales zonas veredales o de la ciudad o preparen a su familia para que los entierre.”
El homicidio a líderes sociales sigue en aumento completando 34 hombres y mujeres asesinados desde el DÍA D, 1 de diciembre, cuando inició la implementación del tratado de paz que espera poner fin a décadas de conflicto armado interno y siglos de violencias pero que comienza, justamente, con un derramiento de sangre por el cual no solo la guerrilla sino la sociedad civil y la comunidad internacional manifiestan su preocupación y exigencia de protección y garantías al Estado.”

Source: Paramilitares le respiran en la nuca a las FARC en Nariño, Córdoba y Chocó – Las2orillas

Anuncios